lunes, 26 de marzo de 2018

Carteleras de falsos estrenos


      Fantasear es gratis, como este blog. Así que aquí os dejo una serie de carteleras de estrenos que nunca existieron y con las que he fantaseado, y que con la ayuda de mi torpe manejo del Photoshop les he podido dar vida. Son carteleras de estilo retro como las que se publicaban antes en prensa pero de estrenos recientes, y que he hecho, básicamente, para pasar el rato y sin ninguna pretensión. Bueno, y como recordatorio perenne de que todo antes era mejor, por supuesto.
Clicken en las imágenes para aumentarlas y fantaseen conmigo:

"Déjame Salir", la película de terror más nominada en los Óscars del 2018. Curiosamente fue estrenada en Zaragoza en el cine Elíseos en 1982.

"The Neon Demon", la tremendísima película del 2016, que de nuevo nos adelantamos en Zaragoza y la estrenamos en 1979. Las malas lenguas cuentan que Dario Argento estuvo en el estreno y tomó buena nota de su estética, para así poder influir en el futuro en Nicolas Winding Refn.

La maravillosa "The Love Witch" fue estrenada en Zaragoza en junio de 1989 en los remodelados Cines Goya, que habían estado cerrados durante unos meses mientras los reparaban porque les había caído un meteorito encima.
1982 fue el año del terror en el Cine Elíseos, que tan sólo unas semanas después de estrenar "Déjame Salir" presentaron la terrorífica "Expediente Warren" ("Il Sortilegio" en su título original, dirigida por Lamberto Fulci).
"The Babadook" fue estrenada en 1987 en el desaparecido Cine Rex (ahora Palafox - Las Salas). La película fue un fracaso comercial porque tomaron la mala decisión de estrenarla en fechas navideñas y con una campaña publicitaria destinada al público infantil, público que quedó jubilosamente traumatizado de por vida.


Apostillas a "Carteleras de falsos estrenos": la cartelera de "Déjame Salir" la he sacado de la cartelera de "Aquella casa al lado del cementerio" que realmente fue estrenada en 1982 en el Cine Elíseos en 1982 y que algún día le dedicaré una entrada. La de "The Neon Demon" pertenece a la cartelera del estreno de "Zombi" (le dediqué esta entrada en el blog: http://thethirteenyear.blogspot.com.es/2017/10/los-estrenos-de-zombi-y-de-el-dia-de.html); la de "The Love Witch" en realidad es la del estreno de "Elvira, mistress of the Dark" (http://thethirteenyear.blogspot.com.es/2017/02/el-estreno-de-elvira-mistress-of-dark.html); "Expediente Warren" es el reestreno con el doblaje español de "La Noche de los Muertos Vivientes" (http://thethirteenyear.blogspot.com.es/2017/02/estreno-de-la-noche-de-los-muertos.html) y "The Babadook" corresponde al estreno de "Masters del Universo" (http://thethirteenyear.blogspot.com.es/2017/12/30-aniversario-de-robocop-y-masters-del.html).

Y eso es todo por el momento, si os ha gustado esta tontada prometo hacer más (tontadas).

jueves, 15 de marzo de 2018

En Zaragoza se estrenó LONDON AFTER MIDNIGHT

      "London After Midnight" es la película perdida más famosa de la Historia, y también la más buscada. Película que arrastra una oscura leyenda que incluye incluso un juicio por asesinato, según parece inspirado por ella.
      "London After Midnight", conocida en España como "La Casa del Horror" fue una producción de la Metro-Goldwin-Mayer; una película muda dirigida por el grandísimo Tod Browning y protagonizada por el también enorme Lon Chaney y estrenada en Estados Unidos a finales de 1927. En ella se nos contaba la historia de un misterioso asesinato investigado por Chaney, en un doble papel de detective que se hace pasar por un repulsivo vampiro, acompañado de su hija, también una falsa vampira (interpretada por Edna Tichenor), como un retorcido argumento para investigar el crimen y así asustar a los culpables y lograr una confesión de los mismos...

Chaney & Tichenor, caracterizados como vampiros.

 La película fue un enorme éxito, el mayor que tuvieron el tándem Browning-Chaney en las diez películas en las que colaboraron juntos.

Enorme hallazgo aportado por el gran Pablo Hellart. Una publicidad de la época en forma de crucigrama, seguramente publicada en algún diario. Desconocemos la fecha y la fuente, pero obviamente tuvo que ser impresa en la época del estreno.

 Un gran éxito sin duda obtenido por el terrorífico maquillaje de Chaney, que traumatizó a algunos espectadores como veremos más adelante...

La famosa foto de Lon Chaney con su maletín de maquillaje, que según parece pertenece al rodaje de esta película precisamente.

El maquillaje de vampiro de Chaney, como siempre hecho por él mismo (se sometía a auténticas torturas para deformarse la cara) se convirtió en un icono del cine de terror, con esa dentadura de tiburón, esos ojos hundidos y ese sombrero de copa...
Se dice que tanto Chaney como Browning se tomaron la película como un ensayo para la preparación de lo que iba a ser la primera adaptación oficial del Drácula de Bram Stoker, proyecto que llevaban en mente desde hacía un tiempo. Browning la dirigiría y Chaney interpretaría al conde, pero el proyecto conjunto se truncaría debido a la prematura muerte de Chaney por un cáncer de laringe (aunque también se dice que de haber vivido posiblemente no la hubiera interpretado, porque en el último momento se interesó más por el papel del monstruo de Frankenstein que ya estaban empezando a barajar como futuro proyecto de la Universal). Browning la acabaría dirigiendo y para el papel de Drácula contó con el actor que había interpretado al conde en su adaptación teatral, el húngaro Bela Lugosi y que se convirtió de golpe en una celebridad y en un auténtico icono del cine de terror, pero esa es otra historia...
      Dado el éxito de "London After Midnight", el propio Browning dirigió en 1935 un remake sonoro del mismo con el título de "La Marca del Vampiro", con Lugosi en el papel del falso vampiro que interpretó Chaney. Y es realmente por este remake por el que conocemos más o menos el argumento de la película original (aunque según parece difiere en bastantes cosas), ya que de "London After Midnight", para nuestra desgracia, se perdieron todas las copias. La última copia conocida quedó destruída en un incendio en unos almacenes de la MGM a finales de los sesenta.

Y desde entonces, nada.

       Pasan las décadas y sigue sin aparecer ninguna copia de la película. De vez en cuando surge algún rumor, algún coleccionista que dice estar tras alguna pista, pero de momento nada de nada. Los últimos rumores de hecho apuntaban a España, donde un coleccionista americano decía estar detrás de una copia que supuestamente se guardaba en algún lugar de las Islas Canarias, pero de esto hace un par de años y no se ha vuelto a saber nada... la leyenda sobre esta película es tal (y sobre todo las ganas de encontrarla) que incluso en 2002, y patrocinado por el canal TCM, se realizó una recontrucción de la película a base de fotografías, ya que afortunadamente se conservan muchas, montadas como si de una película real se tratara. Si tenéis curiosidad está editada en DVD y es fácil de encontrar en las redes, pero os advierto que a mí desde luego se me hizo pesadísima de ver... la leyenda de este misterioso film llega a tal punto que un coleccionista anónimo llegó a pagar la suma de 478.000 $ por el ÚNICO cartel original que se conserva, en una subasta en 2014.
      Yo, sinceramente, siempre pensé que algún día aparecería, sobre todo viendo que en las últimas dos décadas han aparecido un montón de películas que también se consideraban perdidas, además de  metrajes de películas de la era muda que se conservaban incompletas, como es el caso de "Metrópolis" de Fritz Lang. Pero con "London After Midnight" no parece ser el caso, pasan los años y yo cada día soy más pesimista, aunque por supuesto ojalá me equivoque...

El cartel original de la película por el que se llegó a pagar casi medio millón de dólares. De nuevo "se dice" que el cartel español era una versión de éste.

      Como a tantos fans del terror este film me obsesiona desde hace décadas, así que aprovechando que tengo este blog decidí sumergirme en la búsqueda de un posible estreno en la época en mi ciudad natal, Zaragoza. Las probabilidades de encontrarlo eran escasas, porque como comenté en la entrada anterior que dediqué a los estrenos de "Drácula" y de "El Doctor Frankenstein" en Zaragoza en los años 30 (http://thethirteenyear.blogspot.com.es/2018/02/zaragoza-anos-30-los-estrenos-de.html), buscar los estrenos cinematográficos antes de 1933-34 en Zaragoza es una auténtica pesadilla: los periódicos apenas reseñaban los estrenos, estrenos que por norma general sólo duraban en cartel un día; apenas publicaban algo parecido a una cartelera, que mostraban muy de vez en cuando y de forma incompleta y a veces sin siquiera nombrar la película que había en cartel, y ni siquiera todos los cines se anunciaban. Así que saber qué películas se exhibían en una ciudad como Zaragoza un día cualquiera de la década de 1920 es tarea casi imposible.
      Después de unas semanas de investigación, y cuando ya casi había perdido la esperanza, encontré unos pequeños anuncios con tan sólo unos meses de diferencia de las dos películas anteriores a "London After Midnight" protagonizadas por Lon Chaney, "Mr. Wu" y "La Novela de un Mujik", y además estrenadas cronológicamente, lo cual me insufló ánimos para seguir buscando.

Pequeño anuncio (grande para la época) de "La Novela de un Moujik", publicado en "El Heraldo de Aragón" el 27 de noviembre de 1928.

Así que con esperanzas renovadas seguí buscando durante varios días más y finalmente obtuve mi recompensa.

Sí amigos, "London After Midnight" fue estrenada en Zaragoza.

Cuando vi la pequeña cartelera en la que se anunciaba, y además en dos cines, me dio un vuelco el corazón (clickad en las imágenes para agrandarlas):

Cartelera donde se anunciaba, típica de la época, publicada en "El Heraldo de Aragón".

Y unas páginas más adelante, el lujoso anuncio déco publicado el mismo día del estreno:

Anuncio publicado en "El Heraldo de Aragón".

"London After Midnight" o "La Casa del Horror" se estrenó en la capital maña el 6 de marzo de 1929, y lo hizo en dos cines, el Teatro-Cine Parisiana (que luego se llamaría Teatro Argensola, otro ejemplo del cambio de los nombres de los cines en plena guerra civil para que no sonaran extranjerizantes en plena exaltación nacional) y en el Cinema Aragón que estaba en el Paseo de la Independencia 24.
La película se exhibió durante dos días completos, que aunque parezca ridículo hoy en día eso significa que fue un auténtico éxito, porque como digo a lo largo de estos meses de investigación he podido comprobar que en la época era normal que una película estuviera un sólo día en cartel y a lo mejor en una única sesión.

Al día siguiente se publicó como despedida otro bonito anuncio déco:

Anuncio publicado en "El Heraldo de Aragón" el 7 de marzo de 1929, donde de nuevo se recurre al "grand guignol" para categorizar una película de terror.

      A título personal debo decir que este pequeño "descubrimiento" que hice me produjo un subidón notable... poneos en mi lugar, tantos años fantaseando con esta película que descubrir su estreno en mi ciudad me llenó de emoción... esta misma tarde, paseando por el centro de la ciudad, en el lugar donde se encontraba el Teatro-Cine Parisana, ocupado ahora por un pasaje comercial, mi imaginación se ha disparado hasta el infinito. Me he visto transportado a ese mismo lugar en 1929 y asistiendo al estreno y... diablos, si estáis leyendo ésto seguro que sabréis a qué me refiero.
Además, la búsqueda no ha sido nada fácil por los motivos que he nombrado arriba y por la poca información que hay sobre esta película, que definitivamente parece que nació para ser maldita. Ni siquiera en una web tan completísima como IMDb figura un estreno español, lo que por supuesto dificulta todavía más la búsqueda. En fin, que estoy muy orgulloso de mi pequeña aportación y espero que la disfrutéis también.

      Y una última y macabra anécdota sobre este film maldito: hace unos años, viendo la magnífica serie británica "Whitechapel", en uno de los episodios se ficcionaba con la historia de un coleccionista que encuentra la última copia existente de "London After Midnight" y pierde la razón al verla, al más puro estilo de los antihéroes de H.P. Lovecraft, convirtiéndose en un asesino en serie. Los investigadores de sus crímenes mencionaban un caso parecido ocurrido en 1928 cuando se estrenó la película en Londres, y un crimen al parecer inspirado por la película... cuando vi la serie pensé que se trataba de una invención más de los guionistas, y cual ha sido mi sorpresa al investigar sobre esta película y comprobar que la historia era real. En 1928 un hombre asesinó a una mujer que paseaba de noche por Hyde Park. El asesino fue detenido y llevado a juicio y según alegó la defensa, el visionado de "London After Midnight" había impulsado a su defendido a cometer el crimen. Según el asesino, el mismísimo Chaney se le había aparecido en una esquina del parque gritando y haciendo muecas terroríficas.
El juez desestimó el recurso y condenó al asesino, claro está.

Si la película incitaba al crimen, es algo que nunca sabremos.

Al menos, en las noticias de Zaragoza al día siguiente del estreno no figuraba ningún crimen extraño. Aparentemente.

Una cara terrorífica con la que tener sueños delirantes, y más si se te aparece en una esquina de Hyde Park de noche, ¿o no?. Hasta el post que viene y que duerman bien.





lunes, 26 de febrero de 2018

Zaragoza años 30: los estrenos de DRÁCULA y EL DOCTOR FRANKENSTEIN





      1931 fue un año de extraordinarias novedades en las pantallas de la capital maña. La principal de todas fue la llegada del cine sonoro a unas pocas y escogidas salas que se pudieron permitir el cambio a ese nuevo formato. En los años veinte todavía existían espacios donde se exhibían películas casi como si de un espectáculo de feria se tratase, locales provisionales que desaparecerían con la consolidación del sistema de estudios de las grandes productoras en los años treinta y con la llegada del sonoro, que exigía lógicamente una inversión más permanente para los locales de exhibición, lo que crearía primero la aparición de los nickelodeones (llamados así en Estados Unidos)  para transformarse más adelante en los cines tal y como los conocemos. El cine sonoro supuso una pequeña revolución y así lo destacan varios periódicos zaragozanos en bastantes artículos escritos en 1931, y entre ellos uno del "Heraldo de Aragón" que me llamó la atención en el que se preguntaban si el cine sonoro sustituiría alguna vez al teatro...
sea como fuere lo que es cierto es que todas estas novedades me facilitan mi labor arqueológica, ya que investigar sobre estrenos de cine en la década de los veinte del siglo pasado es una auténtica pesadilla, no hablemos ya de la década de los diez... los medios apenas reseñaban los estrenos, en la década de los veinte en los periódicos locales se puede encontrar algo parecido a una cartelera, un pequeño listado de cines y teatros, pero muchas veces ni siquiera indicaba la película que se exhibía (lo cual refuerza mi impresión de que las proyecciones se debían considerar más un espectáculo de feria que otra cosa) y las películas no duraban casi nada en cartel, la mayor parte se exhibían durante un sólo día y como muchísimo aguantaban una semana. Apenas se encuentran unos escuetos anuncios que se podían permitir los cines más pudientes con sólo texto y ninguna imagen.

Todo esto cambiaría radicalmente en la década de los treinta, y me ha hecho gracia comprobar que de las primeras películas que cambiarían un poco el concepto publicitario hacia otro más moderno (siempre estoy hablando del ámbito circunscrito a la ciudad de Zaragoza, aunque no creo que en otras ciudades españolas fuera muy distinto) fueran precisamente dos películas míticas de terror: DRÁCULA y EL DOCTOR FRANKENSTEIN. Como siempre, clickad en las imágenes para aumentarlas:

Anuncio publicado en "El Heraldo de Aragón" el 24 de abril de 1931, tres días antes de su estreno. El anuncio era de casi un cuarto de página, todo un despliegue comparado con cualquier otro estreno anterior. Nótese además el título de "aristocrático" que se le daba al cine Doré. Todo es poco para recibir al Conde Drácula.

"Drácula" fue estrenada el lunes 27 de abril de 1931 en el Cine Doré, o Salón Doré (cine sobre el que ya he hablado largo y tendido en este blog, si alguien tiene curiosidad por conocer su historia que visite esta entrada: http://thethirteenyear.blogspot.com.es/2017/04/publicidad-para-la-sombra-de.html o esta otra http://thethirteenyear.blogspot.com.es/2017/05/los-estrenos-de-psicosis-y-la-maldicion.html ).
Pero como era de esperar no se estrenó la versión de Tod Browning con Bela Lugosi, sino la versión hispana dirigida por George Melford y con el cordobés Carlos Villarías como el Conde Drácula.

Los lunes no había prensa, y como siempre se estrenaba en lunes las anunciaban el día anterior. Este anuncio es del "Heraldo de Aragón" del 26 de abril de 1931.

La historia de la versión hispana de "Drácula" es bien conocida y no me voy a detener mucho en ella, tan sólo recordar que con la llegada del sonoro los estudios empezaron a rodar versiones dobles de sus películas, unas en inglés y otras destinadas al mercado hispano con actores españoles. La mayoría de las versiones hispanas están perdidas, pero una de las honrosas excepciones que se conservan es precisamente "Drácula". Rodada a la vez que la versión de Tod Browning, el equipo hispano entraba a filmar por la noche para aprovechar los decorados mientras que Browning rodaba por el día. El director encargado fue el neoyorquino George Melford, el cual según la actriz principal Lupita Tovar no hablaba ni papa de español, pero que sin embargo hizo un trabajo estupendo superando en calidad aunque parezca mentira a la versión de Tod Browning; porque la película de Browning, por mucho que nos duela decirlo, es un auténtico peñazo. La versión hispana es mucho más ágil, tanto en la forma como en el montaje e incluso un poco más gótica y violenta. El papel del Conde Drácula recayó en un actor español, el cordobés Carlos Villarías, que si bien no tiene el carisma de Lugosi está muy correcto y lo suficientemente inquietante para interpretar al conde vampiro. Esta versión fue recuperada a finales de los ochenta o principios de los noventa si no me falla la memoria y sabemos muchas cosas sobre su rodaje en parte gracias a las declaraciones de su longeva protagonista, la citada Lupita Tovar, que nos dejó hace apenas un año y medio a la edad de 106 años y concediendo entrevistas perfectamente lúcida hasta el final.
Y esta fue la versión que disfrutaron nuestros bisabuelos zaragozanos. Me llama la atención la celeridad del estreno, ya que la premiere mundial tan sólo fue un mes antes en Cuba y se estrenó en Zaragoza tan sólo tres días más tarde que en Nueva York (según iMDB).



Un fotocromo y un par de pósters del estreno, casi con toda seguridad argentinos. Me llama la atención en el primer póster que la emparenten con el teatro de Grand Guignol, y es que los géneros cinematográficos se estaban empezando a crear entonces... en el segundo hay una errata con el nombre del protagonista.

No tengo ninguna prueba (todavía) de que el Drácula de Lugosi se estrenara  también por aquella época, pero tengo algún indicio de que así fue, como una publicidad del estreno de "Doble asesinato en la calle Morgue" un año y medio después en la que se anunciaba a Lugosi como "el inolvidable Drácula", así que es bastante probable. Prometo encontrarlo.
Y como curiosidad, el mismo día se estrenaba en Zaragoza otra obra maestra del cine, "Luces de la ciudad" de Charles Chaplin en el Teatro Circo (si alguien quiere conocerlo le recomiendo que se de una vuelta por la estupenda página de Rafael Castillejo: http://www.rafaelcastillejo.com/zarateatrocirco.html ).


Menos de un año después llegaría a las pantallas de Zaragoza el otro gran éxito del cine de terror de la Universal, "El doctor Frankenstein".

A lo largo de la semana anterior se iba anunciando la película en "El Heraldo de Aragón", y esta vez con una pequeña reproducción del póster.

"El doctor Frankenstein" fue estrenada el lunes 13 de marzo de 1932 también en el cine Doré. Esta vez fue la versión de James Whale, ya que los estudios descubrieron que se podía doblar las películas y no era necesario volver a rodarlas enteras. Curiosamente, la publicidad del Heraldo del día anterior mostraba un gran anuncio con el póster original de la película, el que se creó antes de rodarla cuando Bela Lugosi todavía estaba en el proyecto y el diseño de la criatura no incluía su característica cabeza plana:

Un gran anuncio para una gran película, de los primeros que he visto en prensa escrita de la época en los que se incluyera el póster.
El póster original, con un Frankenstein gigante de cabeza redonda y con el nombre de Bela Lugosi.
La película estuvo una semana en cartel y en dos cines, y aunque hoy nos parezca una ridiculez fue un tremendo éxito para la época como he dicho más arriba, porque por aquel entonces la costumbre era que las películas estuvieran en exhibición un sólo día...
Como curiosidad, el remake o mejor dicho, la nueva versión que actualizaría el mito a finales de la década de los cincuenta y que inauguraría una nueva oleada de cine de terror, la versión hecha por la británica HAMMER FILMS, se estrenaría en el mismo cine en 1958, aquí tenéis la entrada que le dediqué en su día: http://thethirteenyear.blogspot.com.es/2017/05/los-estrenos-de-psicosis-y-la-maldicion.html .

Y eso es todo por el momento. Ando detrás de algo bastante gordo y sorprendente que con suerte podréis leer por aquí dentro de poco... crucemos los dedos.

lunes, 15 de enero de 2018

25 aniversario del estreno de DRÁCULA DE BRAM STOKER

      Hoy, 15 de enero de 2018 se cumplen 25 años del estreno en toda España de la mastodóntica obra de Francis Ford Coppola, Drácula de Bram Stoker. Controvertida película para muchos, que vieron en la historia de amor entre el vampiro y su víctima una especie de afrenta irreparable para con la obra de Stoker (como si fuera la primera vez que se hiciera, cuando en la estupenda versión de John Badham de 1979 se contaba prácticamente la misma historia), sin embargo para este humilde bloguero la película de Coppola es la versión más fiel de la novela de Stoker hasta su estreno, y posiblemente hasta la fecha.

Cartelera a media página publicada el mismo día en "El Heraldo de Aragón"

La película como digo fue estrenada en mi Zaragoza natal un viernes 15 de enero de 1993 en el maravilloso Cine Fleta, el mejor y más grande de la capital maña. Haber podido asistir al estreno de esta película en un cine tan espectacular como ése fue uno de los mejores recuerdos cinéfilos que conservo. Ver esta película en esa pantalla kilométrica y con un sonido alucinante supuso un auténtico orgasmo cinéfago para mí y supongo que para cualquiera que pudiera disfrutarlo. Una experiencia irrepetible por desgracia porque como sabemos el cine fue demolido por culpa de la especulación política y urbanística y la habitual desidia de los zaragozanos con sus cosas... pero hoy no me pienso mosquear, así que voy a continuar recordando tiempos mejores... reconozco que tengo una pequeña debilidad por esta película que a veces pienso que tiene más que ver con los recuerdos asociados a este cine que con otra cosa... y no debo ser el único, porque no hace demasiado leí una pequeña entrevista en "El Heraldo de Aragón" con alguien que trabajó allí muchos años y recordaba a una persona que llegó a ver la película hasta cuarenta veces cuando se estrenó. No fui yo.
Y es que la película fue un auténtico bombazo, posiblemente el mejor estreno de ese año en cuanto a taquilla. Yo mismo recuerdo haber asistido al día del estreno y tener que sufrir un cola enorme para poder comprar las entradas, esas filas que ya no se ven en los cines... e incluso recuerdo un abarrotado puesto de merchandising en el ambigú del Fleta (algo compré). Para mí con razón, me parece una película espectacular y arrebatadoramente romántica, en el sentido literal del término, una película hecha con una pasión y un amor por el cine y por el ARTE con mayúsculas que se ve en cada fotograma y que difícilmente podría hacerse hoy. Coppola empleó todos los trucajes "tradicionales" habidos y por haber, antes de la llegada del maldito CGI. Maquillajes espectaculares, marionetas, sombras chinescas, cromas de todo tipo, incluso cámaras de principios del siglo XX y todo PORQUE SÍ, porque podía hacerlo. Si vemos los documentales del bluray podemos alucinar viendo la preparación que llevó a cabo Coppola durante mucho tiempo antes de empezar a filmar nada. No sólo se vio absolutamente todos los Dráculas previos (algo que se nota mucho, no hay una sola versión de Drácula anterior de la que no sacara aunque fuera un pequeño detalle y lo añadiera a la suya, y os lo dice alguien que ha visto prácticamente todas las versiones anteriores, incluso Dráculas pakistaníes de los sesenta. Incluso llegué a encontrar la famosa frase de los "océanos de tiempo"; por desgracia no recuerdo la película.) sino que se inspiró en miles de referencias, no sólo literarias sino pictóricas, especialmente de la escuelas simbolistas, decadentes o expresionistas para plasmar su visión en la pantalla, y le quedó de fábula.

A la izquierda, el castillo de Drácula en la película. A la derecha "El Ídolo Negro" de Frantisek Kupka, 1903. Un pequeño ejemplo de la inspiración que buscaba Coppola.

Sobran las palabras
Y sus detractores, que también son legión, pueden decir lo que quieran; el Drácula de Francis Ford Coppola es hasta ahora la versión más fiel de la novela de Stoker. La novela posiblemente sea una de las obras mejor construídas de la historia de la literatura, no en vano Stoker tardó siete años en terminarla. Está construída de forma epistolar y desde el punto de vista de varios de los protagonistas, de forma que ninguno de ellos llega a saber del todo qué es lo que está pasando en todo momento, éso debe reconstruírlo en su cabeza el lector. Y es una obra tremendamente moderna,  los recuerdos de los personajes se recogen con los mayores adelantos de su época: taquigrafía, mecanografía, e incluso primitivas grabaciones fonográficas, y eso Coppola se encarga de mostrarlo.

A ver en qué otra versión se recoge mejor el carácter epistolar de la novela..
Y no sólo eso: desafío a sus detractores a que me digan una versión anterior donde aparezcan TODOS los protagonistas de la novela y con las relaciones como en ella, esto es, que no hagan que Van Helsing sea el padre de Lucy, Renfield el hermano de Harker o el doctor Seward el repartido de pizza de Drácula. Sencillamente, no existe. Aunque me encantaría que alguien me demostrara lo contrario.

A estos tres tipos juntos no los verás en una versión anterior
Y muchos más detalles, como que sea el cowboy el que realmente mate a Drácula con su cuchillo y no Van Helsing con una estaca, como en el 99% de las versiones anteriores, o la persecución a los gitanos... miento, la persecución sí sale en otras películas anteriores, aunque no de forma tan espectacular (en el libro es así), que yo recuerde sale en el "Drácula" de Jess Franco (1969), que aunque parezca increíble era la versión más fiel hasta la llegada de la de Coppola, y recoge detalles que están en el libro y no habían aparecido en ninguna adaptación anterior, como el rejuvenecimiento progresivo de Drácula. La persecución también sale en otra adaptación posterior, concretamente en el telefilm de la BBC conocido como "Count Dracula" (1977), que recomiendo fervientemente pese a que presumía de ser la adaptación más fiel cuando en realidad ni siquiera tiene a todos los protagonistas de la novela... pero en cualquier caso vale bastante la pena.
Bueno, y así podría seguir hasta el infinito, pero no vale la pena, el que quiera verlo que lo vea y el que no pues peor para él.

Sirva este post como homenaje a una película fantástica, a un cine desaparecido maravilloso y a una de mis novelas favoritas de todos los tiempos.

La primera edición de la novela, de 1897. La famosa "portada amarilla". Por lo que vale un coche nuevo puedes hacerte con ella.

jueves, 21 de diciembre de 2017

30 aniversario de ROBOCOP y MASTERS DEL UNIVERSO

      Un lunes 21 de diciembre de 1987 se estrenaban en toda España dos de las películas más recordadas y emblemáticas de la década de los ochenta, ROBOCOP y MASTERS DEL UNIVERSO.

      "Robocop" fue la primera producción 100% americana del gran Paul Verhoeven, director holandés que ya contaba con una larga carrera a sus espaldas, especializado en películas provocativas como "Delicias Turcas", "Delicias Holandesas", "Eric, oficial de la Reina" o "Los Señores del Acero". Su primera aventura americana consistió en una fantasía ultraviolenta de ciencia-ficción que nos contaba la histora de Alex Murphy, un miembro del privatizado cuerpo de policía de un Detroit futurista que es asesinado en el cumplimiento de su deber. Como su propio cuerpo no le pertenece según los estatutos de la ultra-liberal Norteamérica del futuro, es resucitado como un ciborg para defender la ley en el salvaje Detroit del futuro.


Verhoeven acertó de pleno con esta película, su mezcla de cómic europeo, película de acción ultraviolenta típica de los ochenta y su hilarante crítica social funciona de maravilla, y Robocop se convirtió en un auténtico icono de los ochenta. Tuvo un gran estreno navideño (en Zaragoza en el cine Palafox, que lo recuerdo a reventar), y no hay mas que ver la cartelera, que prácticamente ocupó una página entera en "El Heraldo de Aragón". La película fue un auténtico fenómeno social y contó con dos secuelas más, una serie de televisión, y abundante merchandising, desde muñecos hasta videojuegos para cualquier plataforma existente en su día. Y hablando de ultra-violencia, en España pudimos disfrutar de la versión íntegra sin censura, tanto en el cine como en su posterior edición en VHS. No así en las posteriores ediciones en DVD que nos hemos tenido que tragar la versión americana censurada, por mucho que la llamen "edición definitiva".

I was a teenage freak. Yo conservo la cartelera original en mi colección.



      Y el mismo día también se estrenaba, a tiempo para la Navidad, "Masters del Universo", entrañable producción de la Cannon cuando estaban en su momento más poderoso, basada en la línea de juguetes creados por Mattel que había arrasado entre la chavalería de los ochenta.

Cartelera que también conservo.

Su estreno en Zaragoza tuvo lugar en el Cine Rex, al lado del Palafox. Con la perspectiva que da el tiempo hace gracia pensar que semejantes iconos de los ochenta se estrenaran el mismo día, a la misma hora y en unos cines que prácticamente estaban unidos (hoy lo están). La película estaba protagonizada por Dolph Lundgren en el papel del muñequito He-Man (posiblemente el muñequito fuera más expresivo que él) y sin embargo para el papel de Skeletor eligieron al gran actor Frank Langella, y eso que se tuvo que pegar toda la película detrás de una careta de esqueleto de gomaespuma... el film es la típica histora de aventurillas creada para los niños de los ochenta y que funciona más o menos bien, sin embargo la película pasó sin pena ni gloria por los cines a pesar de que hoy haya alcanzado el estatus de icono de esa década. Desde luego no fue el gigantesco éxito que fue "Robocop" pero el público la recuerda casi con el mismo cariño. Cuestión de nostalgia, supongo.

El cachondo de Dolph posando con un castillo de Grayskull.


viernes, 1 de diciembre de 2017

30 aniversario del estreno español de HELLRAISER

      "HELLRAISER, LOS QUE TRAEN EL INFIERNO" fue el título español que se le dio a la puesta de largo en la dirección de largometrajes del gran escritor de terror Clive Barker.  Si bien no era su primera experiencia como director (Barker venía del mundo del teatro, y en los setenta dirigió dos mediometrajes, Salome y The Forbidden, dos interesantísimas obras experimentales de las que recomiendo fervientemente su visionado. Ambos mediometrajes estaban inspirados por las obras de Buñuel, Cocteau y Anger, especialmente Salome, mientras que The Forbidden ya se puede considerar un antecedente temático de Hellraiser, un antecedente muy experimental eso sí...), Hellraiser fue su primer gran estreno internacional. Su fama como escritor había corrido como la pólvora en los ochenta con la publicación de sus increíbles Libros de Sangre, una recopilación de relatos de terror que forzaban los límites del género hasta extremos nunca vistos, una auténtica patada en el estómago de la época en forma de relatos breves que no se cortaban a la hora de escenificar la violencia, la sangre o el sexo sin ningún tapujo, pero que a la vez mostraban una fantasía inaudita. Incluso el mismísimo Stephen King nombró a Barker algo así como su heredero, al declarar que había visto en él el futuro del terror (lo que hizo que el interés del público por Barker se multiplicara, claro).
      Así pues, en la hedonista década de los ochenta era casi invitable que el escritor diera el salto a la dirección de películas, y lo hizo adaptando uno de sus relatos, The Hellbound Heart, publicado originalmente en una recopilación en 1986. Hellraiser fue el resultado.
    
 La película tuvo su estreno mundial el 11 de septiembre de 1987 en Londres, en el Prince Charles Cinema, un fantástico cine en Leicester Square que afortunadamente sigue existiendo con una envidiable programación de estilo cineclub. El día anterior, el 10 de septiembre, se hizo un pase especial para recaudar fondos para los sin techo de Londres.
     
En España se dice que se estrenó el 6 de noviembre de 1987, pero no he encontrado ninguna evidencia de esta fecha. Lo que es seguro es que en Zaragoza se estrenó el 1 de diciembre de 1987.

Cartelera del estreno zaragozano publicada en El Heraldo de Aragón
  
   Así que hoy, 1 de diciembre de 2017 se cumplen exactamente treinta años de su estreno. Y me parece mentira porque lo recuerdo como si fuera ayer. Fue un martes gélido como hoy (mientras escribo ésto miro por la ventana y veo la lluvia y el viento que azotan la ciudad), y entre mis recuerdos del estreno había uno bastante raro: cuando se estrenó la película en el Cine Mola se hizo una exposición en su ambigú que yo recordaba que estaba dedicada a la figura de Frankenstein, entre otras cosas porque me acuerdo de un muñeco gigante del monstruo que estaba a la entrada del cine, pero también recordaba una cosa que no encajaba del todo... y es que, entre lo que había expuesto, hubiera jurado que estaba también la cabeza cortada en una bandeja del Dr. Hill de Re-animator. Un recuerdo un tanto extraño porque la película se había estrenado tan sólo un año antes y yo me preguntaba de quién demonios sería todo eso, en una ciudad tan pequeña como Zaragoza en 1987, o si se trataba de una exposición itinerante...
para mi alivio investigando un poquito encontré la solución: se trataba de una exposición que había organizado la misma distribuidora de la película, "Paraíso", que ya había hecho unos meses antes en el Festival de Sitges y que la trajo a Zaragoza para apoyar el estreno.

Noticia del estreno y de la exposición publicada al día siguente en El Heraldo de Aragón. En la foto se puede ver la cabeza cortada del doctor Hill de la que hablaba más arriba. Clickad en la imagen para leer mejor los detalles.

      El film fue todo un shock en la época. Acostumbrados como estábamos durante toda la década a películas de psychokillers, HELLRAISER fue un soplo de aire fresco en el terror fílmico. Al igual que en sus relatos, Clive Barker llevó el género un paso más adelante con esta historia de tintes sadomasoquistas, de personalidades turbias y fuera de control en el manejo de sus pasiones, y muy, muy sangrienta. Nos presentó a un nuevo icono del terror, Pinhead y sus cenobitas (interpretado por Doug Bradley, amigo de Barker y editor en el pasado de publicaciones sadomasoquistas precisamente...) e inauguró una estética cuyos ecos llegan hasta hoy. La crítica se deshizo en elogios, aunque a algunos se les atragantó el exceso de sangre, pero en general fue bastante aplaudida. Excepto claro está de nuevo por Carmen Puyó, la "crítico" cinematográfico del "Heraldo de Aragón" que no soportaba las películas de terror e hizo una reseña tan provinciana como ésta, en la que de nuevo nos comparaba a los aficionados con unos tarados, algo que siempre hacía (los aficionados le teníamos igualmente mucho "cariño"):

Carmen Puyó dando vergüenza ajena treinta años atrás

      En fin... pese a gente como ésta la película sería un enorme éxito y tuvo un montón de continuaciones (de las que sólo se salva la segunda, que es imprescindible para comprender el universo cenobita, y un poquito la tercera), por no hablar de merchandising, cómics, juegos de rol y como digo su estética, que se extendió como la pólvora sobre todo en la década de los noventa, a veces de forma no reconocida en películas como El Cuervo o Dark City.
      Clive Barker continuaría una exitosa carrera como escritor, no tanto como director, pero su inspiración pareció apagarse a partir de aquí, en su momento de mayor fama. Nunca volvería a estar a la altura de sus Libros de Sangre, pese a que escribió un par o tres de novelas interesantes como El Juego de las Maldiciones o Cabal, y como director dirigió una película muy querida entre los aficionados, Razas de Noche, a pesar de que tampoco estaba al nivel de la novela en la que se inspiró (Cabal). Su siguiente película, El Señor de las Ilusiones, resultó tremendamente decepcionante. Y es que, como se decía en esa década, la luz que brilla con el doble de intensidad dura la mitad de tiempo.

      Os dejo con una galería de fotos interesantes:

Fotograma de su mediometraje experimental The Forbidden (¿Un primitivo cenobita?).

Anuncio de la premiere de la película en Londres, una gala benéfica para recaudar fondos para los indigentes.


Anuncio del estreno para el público. 11 de septiembre de 1987.


Fue portada en Fangoria. Número de septiembre de 1987.


lunes, 20 de noviembre de 2017

Los estrenos de Pesadilla en Elm Street 1, 2 y 3

      Este mes de noviembre las redes sociales se encargaron de avisarme que se cumplen 33 años del estreno en Estados Unidos de "Nightmare on Elm Street", la obra por la que sin duda será más recordado su director, el maestro del terror Wes Craven. Se estrenó un 9 de noviembre de 1984 en 165 salas, cosechando un éxito fulgurante e inventando un nuevo mito del cine de terror, Freddy Krueger. También ayudó a su productora New Line Cinema a convertirse en la major que es hoy en día y entre otras cosas supuso el estreno en el cine de Johnny Depp, aunque éso bien pensado a lo mejor nos lo podrían haber ahorrado...

     A España tardaría casi un año en llegar, sin embargo, estrenándose un 17 de septiembre de 1985. En Zaragoza, por una vez, se estrenó también el mismo día, en la Sala 3 de los Multicines Buñuel de la capital maña.

"Una cámara filma, por fin, el interior de una pesadilla". Me encanta el slogan que metieron en esta cartelera.

      El estreno español fue un pequeño éxito igualmente. El boca a boca corrió como la pólvora y entre la juventud de la época empezó a ser casi una leyenda urbana el terror que producía esta nueva película, o al menos el nuevo tipo de terror que presentaba. Yo mismo tengo recuerdos alucinantes de lo que contaba la gente que asistió al estreno, cosas que a lo mejor hoy nos podrían parecer casi pueriles como la primera aparición de Freddy con unos brazos larguísimos, abarcando un callejón entero, o la escena en que la cama se traga a Johnny Depp y empieza a echar litros y litros de sangre, pero que entonces produjeron pequeños traumas a más de uno. También debo decir que por una vez, cuando finalmente conseguí verla, el producto estaba a la altura de las expectativas creadas. Vamos, que me giñé vivo.
      Pero cuando realmente tuvo un éxito brutal fue con su lanzamiento en formato doméstico. Yo casi no recuerdo un videoclub de la época que no tuviera un display de la película, con ese increíble cartel, para mí uno de los mejores de la historia del cine de terror...

El alucinante cartel, en todo su esplendor

Joya de videoclub ochentera. Al verla me ha venido a la cabeza en el acto la frustración que producía cuando ibas a alquilarla y SIEMPRE estaba alquilada, aunque hubiera varias copias. ¿A que sí?.

      Por supuesto, después del gran e inesperado éxito, la secuela no tardaría en llegar. En Halloween de 1985 se estrenaba en Estados Unidos Nightmare on Elm Street 2: Freddy´s Revenge, abriendo esta vez en 614 salas. Sin embargo aunque funcionó bien, no fue para nada el gigantesco éxito de la primera, quizá debido a lo extraño de su argumento, que se salía un poco de la historia que había creado Wes Craven para la película original... en España se estrenó el 15 de agosto de 1986, aunque a Zaragoza tardaría muchísimo más en llegar. Yo recordaba que la segunda y la tercera se habían estrenado casi seguidas, y así fue.

Cartelera del estreno zaragozano
      En Zaragoza se estrenó el lunes 10 de mayo de 1987 en el cine Don Quijote, uno de los mejores y más grandes de la ciudad. Entre mis recuerdos personales figura el impacto que me produjo el también magnífico cartel, que me aterraba y la vez me fascinaba, dado lo onírico de su iconografía: esa especie de Freddy entre cadavérico y robótico que le devolvía la mirada desde el espejo al protagonista, o esa águila entre rayos que no entendía muy bien qué pintaba (sigo sin entenderlo), pero que igualmente me tenía fascinado...

El póster que me volvía loco
      Jack Sholder, su director, sin duda hizo un buen trabajo, pero los fans nos quedamos algo decepcionados como he dicho por lo extraño de su argumento. Aunque hay que reconocer que la película contiene algunos de los mejores momentos de la saga como lo del autobús escolar entrando en los dominios de pesadilla de Krueger, o la fiesta en la piscina con Freddy como invitado, digamos, no deseado. Jack Sholder rodaría poco después otra película de terror, una auténtica película de culto que para mí es de lo mejor del cine de terror de los ochenta, la magnífica Hidden, pero de ella hablaremos en una próxima entrada, espero.

      Pero el verdadero festival llegaría con la siguiente entrega, Nightmare on Elm Street 3: Dream Warriors.

      La tercera parte de la saga se estrenó en Estados Unidos el 27 de febrero de 1987, abriendo nada menos que en 1.343 cines sólo en Estado Unidos. Esta vez sí acertaron de pleno, encargando la dirección a un artesano como Chuck Russell y con la vuelta al guión de Wes Craven, que continuó directamente la primera entrega, obviando por completo la segunda.
En España se estrenó el 26 de junio de 1987, aunque en Zaragoza de nuevo tuvimos que esperar un poquitín más.

Cartelera del estreno zaragozano

En Zaragoza se estrenó el 16 de julio de 1987 en la Sala 3 de los Multicines Buñuel, exactamente la misma sala del mismo cine donde se había estrenado la primera dos años antes.

El póster de la tercera entrega, igualmente poderoso pero para mi gusto inferior a los anteriores...

      Con esta película se podría decir que es cuando empezó realmente el mito ochentero de Freddy Krueger. Se trata de una película casi perfecta, en la que el terror se mezcla esta vez con la acción con un resultado maravilloso. De nuevo recurro a mis recuerdos personales para adornar un poco la historia: yo no la vi ese verano, y me acuerdo que al empezar el curso escolar en septiembre (yo iba a octavo de E.G.B) vino un compañero de clase, otro freak del terror como yo, a contarme la película totalmente emocionado... "es como Freddy Krueger contra un grupo de superhéroes" ... recuerdo perfectísimamente ese resumen que me hizo... cómo no iba yo a picar en el acto! para mi desgracia ya la habían quitado del cine y tuve que esperar a que saliera en vídeo, aunque por suerte la espera no fue muy larga... y sí, de nuevo cumplió mis expectativas y más... ver a Freddy en todo su esplendor, incluso a tamaño gigante en una escena, comiéndose a Patricia Arquette, o saliendo de un televisor y estampando a alguien contra su pantalla, adolescentes que de repente adquieren poderes en el mundo de los sueños y se enfrentan a Freddy, punkis, una banda sonora jebi del metal, ese final en el cementerio de coches, en fin, que lo tenía absolutamente todo, joder. Y como digo yo creo que fue en este punto cuando los adolescentes de los ochenta empezamos a adornar nuestras habitaciones con pósters de Freddy al lado de los de los grupos jebis, aunque el éxito masivo "para todos los públicos", digamos,  llegaría realmente con la cuarta entrega, a pesar de que la serie empezaría un declive irrefrenable.

En cualquier caso se trata de una saga que desde luego forma parte de mi educación sentimental (creo que semejante sustantivo no podría emplearse en un contexto peor), mía y de cualquier adolescente crecido en los ochenta, es algo de lo que estoy totalmente seguro. Todos, absolutamente todos los ya viejarrales de esa época podríamos contar alguna anécdota sobre Freddy, buena o mala. ¿Verdad?.

El gran Wes Craven (RIP) con el cast de la primera, en una pausa del rodaje. Gracias por las pesadillas, maestro.